Skip to main content

Un personaje de arte callejero llamado “PhoebeNewYork” ha estado transmitiendo palabras de sabiduría en postes de luz y edificios de la ciudad durante algunos años. Ahora, por primera vez, los neoyorkinos tienen la oportunidad de conocer de qué se trata y de dónde viene realmente.

Un galería de Chelsea está exhibiendo a los visitantes una exposición sobre el “personaje alter ego” creado por la artista Libby Schoettle. Su personalidad “PhobeNewYork” surge de objetos encontrados, incluidas fotografías antiguas, páginas de revistas, ropa, libros antiguos, portadas de discos y, en ocasiones,  elementos icónicos del arte pop.

Schoettle señaló a TV Azteca que «no quiero sonar a cliché, pero esta exposición es un sueño hecho realidad para mi. Y es emotivo verlo y verla brillando en la luz y no en mi escritorio, o en el piso, o atrapada en álbumes y simplemente, un lugar donde la gente realmente puede salir y experimentarla. Y eso ha sido algo en lo que no diría que estaba trabajando conscientemente. Creo que, como artista, solo trabajo en hacer el arte todos los días y realmente me mantiene en marcha, me mantiene viva para hacer este arte. Pero, esta es una de esas experiencias en las que dices, oh, Dios mío, como, simplemente sucedió. Y es… es bastante increíble”.

“Pasé por muchas cosas con amor y ella fue un vehículo real para mí para expresar cómo me sentía. Y es… fue muy importante para mí superar mis sentimientos, poner esto en un papel y no sentir, ya sabes, como me sentía. Y pude expresarlo. Y al hacer eso, cuando mostré a otras personas, también sintieron algo por lo que estaban pasando «, dijo Schoettle.

“PhoebeNewYork” el arte callejero de Libby Schoettle que ilumina la galería de Chelsea en Nueva York.

Hablando sobre cómo aborda cada pieza, Schoettle dice a TV Azteca, “no es solo que pongo las palabras y sucede. Realmente muevo las cosas. Intento diferentes palabras, porque las palabras lo son todo para mí. Y pienso ella es, ya sabes, ella es… ella misma es un poco filósofa. Vivo indirectamente a través de esta chica, y ella puede hacer las cosas que en realidad no estoy haciendo. Y yo siempre… siempre he querido ser capaz de ponerme en otra persona. Y esto es lo más cerca que puedo estar, creo”, concluye Schoettle.