Skip to main content

Merced a un proyecto de ley que forma parte de un paquete firmado por la gobernadora de New York, Kathy Hochul y que exige a los museos de la ciudad que exhiban un cartel de que fueron saqueadas o vendidas por el régimen nazi, el Museo de Arte Moderno de New York (MoMA) está revisando su extensa colección para determinar qué obras, si es que hay alguna, fueron robadas a las víctimas judías del genocidio nazi.

El museo alberga unos 800 cuadros que “estuvieron o pudieron estar” en la Europa continental durante la época nazi, dijo el portavoz del museo, pero en una declaración a The Jerusalem Post, otro representante expresó que «con respecto a la nueva legislación, actualmente no conocemos ninguna obra de arte en el MoMA que requiera una acción de ese tipo».

Según el texto legal, los nazis robaron unas 600.000 obras de arte durante la época de la guerra, de las cuales unas 100.000 aún siguen desaparecidas.

La ley, informa Perfil.ar, exige que los museos de Nueva York, donde viven unos 40.000 sobrevivientes del Holocausto, exhiban un cartel o señal junto a las obras anteriores a 1945 que fueron saqueadas o vendidas por el régimen nazi.

Cedoc-Perfil.ar

La medida del MoMA responde al nuevo proyecto de ley estatal que ordena que dichas obras de arte y los artefactos robados en Europa durante la Segunda Guerra Mundial y que ahora se exponen en los museos de New York, estén debidamente señalizados como robo o saqueo nazi.

El proyecto de ley forma parte de un paquete legislativo firmado por la gobernadora de New York, Kathy Hochul a principios de este mes, destinado a honrar a los sobrevivientes del Holocausto.