Skip to main content

El Museo Metropolitano de Nueva York (MET) contaba en su colección con 27 antigüedades de la antigua Roma, Grecia y Egipto que habían sido saqueadas, las cuales fueron incautadas por la Fiscalía de Manhattan y serán repatriadas a Italia y Egipto la próxima semana.

Al menos 95 artículos fueron embargados desde febrero por haber sido saqueados de Italia y Egipto por traficantes de antigüedades, confirmó la oficina del fiscal del distrito de Manhattan el viernes, de los cuales 27 -con un valor total de 13 millones de dólares- terminaron en la colección del MET.

La fiscalía del distrito de Manhattan devolverá 58 piezas a Italia, 21 de las cuales procedían de la colección del MET, y 16 a Egipto, de las cuales seis procedían de dicho museo, según informó la agencia española EFE, citada por Cooperativa.

«Cada uno de estos objetos tiene circunstancias únicas y complejas y el Museo Metropolitano de Arte ha apoyado totalmente las investigaciones de la oficina del fiscal del distrito de Manhattan», dijo el museo en un comunicado.

Ocho de los artículos incautados del MET fueron proporcionados al Museo por Gianfranco Becchina, un operador de galería con sede en Suiza que fue investigado por las autoridades italianas.

Uno de los artículos más notables requisados del MET fue un kylix, o taza para beber, de terracota del 470 a. C. valorado en 1,2 millones de dólares, que fue comprada directamente a la galería de Becchina en 1979.

Además, entre los objetos egipcios incautados, está el retrato «Lady with a Blue Mantle», valorado en más de 1,2 millones de dólares.

Los funcionarios dijeron que cinco de los artefactos egipcios fueron suministrados por la misma red de saqueadores que le había proporcionado al MET un ataúd envuelto en oro del siglo I a. C. que el museo acordó devolver en 2019, según The New York Times.

Por otra parte, los investigadores emitieron el martes pasado una orden de incautación para otro artículo del MET, una escultura de piedra del siglo VI que representa a una diosa madre hindú, o Matrika, adquirida en 1993, aunque en este caso, las autoridades no revelaron el motivo de la confiscación.