Skip to main content

El gobernador de la Región Metropolitana, Claudio Orrego, presentó este martes una querella en contra de quienes resulten responsables, tras conocerse que dos jóvenes rayaron con graffities la cúpula suroriente del histórico Museo Nacional de Bellas Artes.

Según informó la gobernación, el delito que la acción judicial interpuesta ante el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago, persigue es daño a Monumento Nacional, cuyas penas en el Código van desde los 541 días a tres años de cárcel, además de multas en dinero.

Al anunciar la acción de la Gobernación, Orrego señaló que «No se puede seguir normalizando la vandalización del patrimonio de todos los chilenos y que persistentemente se destruya la ciudad».

Añadió que «nos hemos querellado en contra de quienes resulten responsables de haber dañado este patrimonio de todos los chilenos y, por esta vía, dar una señal al resto de quienes creen que pueden destruir lo que nos pertenece a todos«.

Insistió en que «hay que recuperar la ciudad para los ciudadanos. No podemos seguir permitiendo que se vandalice, que se grafitee, incluso aquello que ha sido declarado Monumento Nacional», advirtió la autoridad.

Como se sabe, el pasado jueves, cerca de las 17:30 horas, dos sujetos subieron hasta la cúpula ubicada en el sector sur-oriente para pintarla con graffities, según confirmó el museo tras una denuncia ante las Brigadas Investigadoras de Delitos Contra el Medioambiente y Patrimonio Cultural de la Policía de Investigaciones (PDI) planteada por Rodrigo Guendelman, creador del sitio web Santiago Adicto.

Lea la querella presentada por la Gobernación de la Región Metropolitana contra quienes resulten responsables del daño causado a una de las cúpulas del Museo Nacional de Bellas Artes.