Skip to main content

Para conmemorar el vigésimo aniversario de su muerte, la Fundación Klemm está presentando la muestra “Encantador de la noche. Federico Klemm 1942-2002” que, con la curaduría de Federica Baeza, Guadalupe Chirotarrab, y Santiago Villanueva, se divide en tres tramos en los cuales se exhiben sus fotopinturas y fotocollages, objetos, documentos de archivo, mobiliarios y una selección de piezas de su colección.

La fundación Klemm fue creada en 1995 con el objetivo de promover diversas expresiones de arte contemporáneo y darle un lugar a los jóvenes artistas que buscan insertarse en el medio artístico. Además cuenta con una colección de 760 obras de arte argentino e internacional del siglo XX: Andy Warhol, Roberto Aizenberg, Nan Goldin, Oscar Bony, Mark Chagall, Giorgio De Chirico, Lucio Fontanos y otros. A su vez también se conservan las obras del propio Klemm, quien supo ser cantante lírico, pintor, fotógrafo y performer.

Klemm era un amante del arte clásico, pero estaba atento a las innovaciones. Cuando el videoarte estalló en la Argentina de los 90, lo abrazó con fascinación, al igual que con las fotografías intervenidas, objetos que podían derivar en collages sobre astrología, religión y fantasía.

En la fundación se pueden encontrar obras de Pablo Picasso o del mismísimo Warhol. Con entrada libre y gratuita se accede a un patrimonio que abarca gran parte del siglo XX.

A lo largo de su existencia, la fundación ha realizado centenares de exposiciones dedicadas a reflexionar sobre el arte argentino y brindar un mapeo de la escena artística. En 1997 se creó el Premio Federico Jorge Klemm a las Artes Visuales, en el cual dos obras premiadas ingresan a la colección patrimonial cada año, como modo exclusivo de adquisición, conformando a lo largo de ya 25 años una extensa sección de arte argentino contemporáneo. Más que contener obras, la fundación despliega fenómenos visuales.