Skip to main content

Constantin Brâncuși (Hobița, distrito de Gorj, Rumania, 19 de febrero de 1876 – París, 16 de marzo de 1957) fue un importante escultor, pintor y fotógrafo rumano,​ considerado pionero del arte moderno y uno de los escultores más influyentes del siglo XX. Sus obras se encuentran en museos de Francia, Estados Unidos, Rumanía y Australia.

Nacido dentro de una numerosa familia campesina, trabajó como pastor desde los 13 años de edad, razón por la que las tradiciones populares son una de sus más grandes influencias, aunque también buscó inspiración en culturas fuera de Europa.

Sin estudios básicos, aprendió a leer por sí mismo. Entre los nueve y once años combinaba su trabajo como ayudante de una tienda con su afición con las tallas de madera, parte importante de la cultura popular de su país.

Su trabajo llamó la atención de un filántropo que decidió pagar sus estudios en la Escuela de Arte y Oficios de Craiova (ciudad del distrito Dolj, Rumania) desde 1894 a 1898. Posteriormente continuó en la Escuela Nacional de Bellas Artes de Bucarest desde 1898 hasta 1901 y en 1903 realizó su primer encargo: un busto del general rumano Carol Davila.

Llegó a París en 1904 para perfeccionar sus estudios, mientras lavaba platos en un restaurante o cantaba en ceremonias de la Iglesia ortodoxa rumana. Como estudiante de arte coincidió y se vio influido por Auguste Rodin y el Impresionismo. Se muestra como uno de los primeros artistas del arte moderno. En 1909-1910 trabajó con Amedeo Modigliani. En 1912 el Salón Oficial de Bucarest le otorgó el primer premio de escultura y participó en el Salón de los independientes en París. En 1913, presentó en Nueva York, Chicago y Boston Mademoiselle Pogany.

Visitó Rumania en 1929 ya siendo reconocido mundialmente. En 1926 y 1928 viajó nuevamente a Estados Unidos. En 1952, obtuvo la nacionalidad francesa y donó al Museo de Arte Moderno de París su taller con casi cien esculturas. En 1955 presentó una retrospectiva de su obra en el Museo Guggenheim de Nueva York. Entabló amistad y contactos con una parte del círculo intelectual y social de París como Erik Satie o Marcel Duchamp, Pablo Picasso o Guillaume Apollinaire, además de otros rumanos como Emil Cioran.

Sus esculturas son conocidas por sus líneas limpias y geométricas, tal como lo demuestra su aclamada serie Bird in Space. Su obra ha influido en nuevos conceptos de la forma en escultura, pintura y diseño industrial. Inspirándose en el arte escultórico prehistórico y africano,​ intentó mostrar la naturaleza subyacente al desnudo mediante una simplificación extrema de la forma. Trabajó el mármol, piedra caliza, bronce y la madera. Predomina en sus obras dos formas simples: el huevo y el cilindro alargado.

Brancusi también creó una magnífica escultura al aire libre. Columna sin fin es una de las tres obras que creó para conmemorar a los héroes rumanos de la Primera Guerra Mundial. Las formas apiladas incluyen un medio romboide en la parte superior del tótem, que simboliza el infinito. Entre otros trabajos relevantes se encuentran La musa dormida (1910), Bird in Space (1928), Columna sin fin (1938)

(Fotografía principal: Radu Bercan/Shutterstock)

«La musa dormida» (1910)

Bird in Space (1928)